Obama y Putin estancados en Siria y el ciberespacio,Revelado: cómo incursión de la policía de Kenia condujo niños de la calle a la muerte.

Obama y Putin estancados en Siria y el ciberespacio

La relación entre USA y Rusia parece seguir en un punto muerto aún después del encuentro entre Barack Obama y Vladimir Putin en la Cumbre del G20, en China. Un acuerdo de paz en Siria parece bastante lejano y la ciberseguridad fue una de las recriminaciones que Obama acercó a Putin, algo que tampoco llegó a ningún acuerdo.

Obama y Putin estancados en Siria y el ciberespacio

Putin y Obama se vieron las caras en el G20.

El presidente de USA Barack Obama y su homólogo ruso, Vladimir Putin, discutieron el pasado lunes en Hangzhou los temas de Siria y Ucrania al margen de la XI Cumbre del Grupo de los 20 (G20).

La reunión de más de una hora “duró más de lo que se tenía planeado“, dijo el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, según informes de medios rusos.

Los presidentes discutieron los temas de Siria y Ucrania, dijo Peskov, quien señaló que la reunión se desarrolló bien.

En una conferencia de prensa ofrecida después del encuentro, Putin dijo que él y Obama lograron “cierta alineación” de posturas y un entendimiento sobre lo que podrían hacer para mitigar la situación en Siria.

Se puede decir que los esfuerzos de Rusia y USA en la lucha contra las organizaciones terroristas, incluyendo las de Siria, mejorarán y se intensificarán de manera significativa, dijo.

Los dos países están interesados en combatir el terrorismo, dijo Putin, quien agregó que el “presidente de USA es totalmente sincero en cuanto a luchar para resolver el conflicto sirio”.

Por otra parte, Obama describió la reunión como “constructiva”, pero no “concluyente”.

“Normalmente el tono de nuestras reuniones es franco, sincero y formal y esta no fue diferente”, dijo en una conferencia de prensa separada ofrecida luego de la reunión.

Pero dijo que dados los vacíos que existen en cuanto a confianza, se trata de una negociación dura. “No hemos superado aún los vacíos de forma tal que creamos que de hecho pueda funcionar”, dijo Obama.

Con anterioridad, un importante funcionario de la administración Obama dijo que los presidentes no lograron ningún avance en las negociaciones sobre un cese al fuego en Siria, pero que acordaron proseguir con las negociaciones.

Los presidentes ordenaron a sus cancilleres volver pronto a las conversaciones, quizás esta semana, dijo el funcionario.

USA y Rusia han estado tratando de llegar a un acuerdo sobre la crisis siria. Obama dijo el domingo que las dos partes aún tienen “graves diferencias”, pero que todavía existe la posibilidad de “lograr algún avance”.

El secretario de Estado de USA John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quienes se reunieron el domingo en esta ciudad oriental china para hablar de Siria, iniciaron hoy por la mañana una nueva ronda de negociaciones, pero concluyeron sin acuerdo, informaron medios estadounidenses.

Internet, salvaje oeste

Obama aseguró ayer que internet no puede convertirse en “el salvaje Oeste”, en referencia al ataque de piratas informáticos ligados al Gobierno ruso contra la red del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) en una operación de espionaje.

“Lo que no puede ser es que esto se convierta de repente en el salvaje Oeste”, afirmaba Obama en una rueda de prensa en Hangzhou (este de China), al término de la cumbre de líderes del G20.

El presidente estadounidense aseguraba hablar hablado de ciberseguridad durante un encuentro de unos 90 minutos mantenido con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en los márgenes de la cumbre.

“Finalmente, hemos hablado sobre ciberseguridad”, aseveró Obama, quien discutió sobre Siria y Ucrania, principalmente, con su homólogo ruso.

Sin embargo, afirmó que las conversaciones fueron de “asuntos generales”de ciberseguridad, ya que “no voy a hablar de algo mientras hay investigaciones específicas activas”.

“Lo que te diré es que hemos tenido problemas con intrusiones cibernéticas por parte de Rusia en el pasado, y por parte de otros países”, matizó al responder a un informador.

El pasado junio, piratas informáticos ligados al Gobierno ruso atacaron la red del Comité Nacional Demócrata en una operación de espionaje en la que accedieron a sus datos sobre el candidato republicano a la Casa Blanca,Donald Trump.

Los piratas rusos fueron capaces de acceder durante aproximadamente un año a todo el sistema informático del Comité Nacional Demócrata, por lo que pudieron leer los intercambios de correo electrónico y las conversaciones de chat entre los empleados del DNC, el organismo que dirige al partido de Obama, y Hillary Clinton.

Obama rehusó contestar a la pregunta de un periodista, que inquiría si el espionaje ruso iba destinado a influir en los comicios presidenciales de noviembre.

“Nuestro objetivo es empezar a institucionalizar algunas normas”, indicó, y añadió que “ya vamos a tener problemas suficientes en el ciberespacio con actores no gubernamentales”.

“Los países que tienen una ‘cibercapacidad’ significativa no pueden empezar una competición poco sana a través de estos métodos”,recomendó.

Obama agregó que de este tema también se ha hablado durante la cumbre del G20 en China (otro de sus principales sospechosos de ciberataques) y afirmó que “se empieza a ver cierta voluntad por parte de muchos países”para poner normas al ciberespacio.

fuente:http://www.urgente24.com/256426-obama-y-putin-estancados-en-siria-y-el-ciberespacio


Revelado: cómo incursión de la policía de Kenia condujo niños de la calle a la muerte

Los activistas temen que la violencia sistemática contra los jóvenes sin hogar en Eldoret se está convirtiendo en una política deliberada de matarlos.
Dos muchachas en el vertedero en Eldoret conocido como Cuartel de California, donde se produjo la incursión de la policía.
Dos muchachas en el vertedero en Eldoret conocido como Cuartel de California, donde se produjo la incursión de la policía. Fotografía: Louis Codorniz.

Era un domingo, así que no había mucho que ver, pero marcar el tiempo y oler pegamento. Las tiendas estaban cerradas, el mercado medio vacío. Con pocas personas fuera de casa, la mendicidad era poco probable que sea una empresa rentable.

En cambio, muchos de los niños de la calle de Eldoret se habían retirado a su volcado central de basura. Fétido y pestilente, esta tierra ha sido durante mucho tiempo un refugio para los niños abandonados de quinta ciudad de Kenia, capital de las tierras altas y de larga distancia corriendo corazón del país.

“Cuartel de California”, como se conoce a los 700 niños sin hogar y jóvenes adultos que duermen allí, por lo general ofrece algo de comer: la comida no deseada vertidos por los hoteles locales o fruta demasiado madura desechada por los comerciantes del mercado cercano. También ofrece un refugio, de la sociedad y de la policía de Eldoret, que rara vez puede soportar el hedor.

Pero no en ese día, el penúltimo domingo de mayo. Se estaba haciendo durante las 4 pm, las sombras alargadas en una tarde fría. Algunos de los niños estaban dormidos. Otros buscaron consuelo en el barato, arreglo del hambre supresora de abuso de solventes: chicos pegamento inhalados de envases de plástico aferradas a sus fosas nasales, las niñas en sus primeros años de adolescencia de ellos compartidos con los bebés atados a sus espaldas.

En el laberinto de callejones anteriormente, la policía avanzó en silencio desde tres direcciones. Los agentes municipales, conocidos como Askaris condado, llevan garrotes y abrió el camino; hombres de la Policía Administrativa, una unidad paramilitar estado temido, siguieron con fusiles y gases lacrimógenos.

Los habitantes de los cuarteles de California han crecido acostumbrados a la brutalidad policial. Muchos son los que el domingo había experimentado, como Samuel Asacha. Hace una década, cuando tenía 15 años, tuvo una de sus sacaron un ojo por un oficial particularmente notoria. O Shereen, luego 10, y Shelagh, 14, tanto desfigurado en 2014 cuando el mismo hombre, dicen, arrojó ácido en su rostro.

Pero el ataque a los cuarteles de California parecía diferente. Esto no era, intimidación ocasional del trabajo cotidiano, sino una operación cuidadosamente planificada y sistemática, meticulosa – y uno que las autoridades municipales tienen hasta ahora en gran parte logrado encubrir.

“No dieron ninguna advertencia,” dijo Eric Omondi, quien a los 20 es, como Samuel, uno de los miembros más antiguos o los “prefectos” de California cuarteles. “Fue una emboscada. De repente había niños gritando, gases lacrimógenos disparados y agentes de disparar al aire “.

Avanzando en una línea, superando a su paso, la policía obligó a sus víctimas hacia el río Sosiani, que abraza el perímetro sur del vertedero. Los bebés, niñas, niños, personas con discapacidad y capaces por igual, fueron pisoteados de manera implacable.

Ninguno capturado se salvaron, ni siquiera un joven de 17 años llamada María, a quien vio Omondi siendo golpeado con tal fuerza que su bebé cayó de cabeza de sus brazos en el suelo pedregoso.

En una silla de ruedas después de haber sido atropellado por un bulldozer del condado despejar refugios año pasado, Ronny, 16, no tenía ninguna posibilidad de escapar.

Como golpes cayeron sobre la cabeza y los hombros, le rogó a sus verdugos para detener: “Les dije ‘Si no se detienen, se le va a matarme.” Ellos respondieron: “No nos importa si le matamos. Si matar que es lo que va a asustar a otros lejos, lo haremos. ”

Por ahora algunos habían logrado deslizarse a través de las líneas de la policía, pero otros habían sido empujados a la orilla del río. Para escapar de los golpes, no tenían más remedio que sumergirse en el Sosiani, a continuación, en crecida completa después de fuertes lluvias.

El río Sosiani. Seis niños se ahogaron después que la policía les obligó en el río y lanzó gases lacrimógenos.

El río Sosiani. Seis niños se ahogaron después que la policía les obligó en el río y lanzó gases lacrimógenos. Fotografía: Adrian Blomfield.

Aunque muchos no sabían nadar, prefectos como Omondi administrados para ayudar a la lucha más fuerte de la otra orilla. Pero entonces, la policía disparó gases lacrimógenos en el agua. Para el más débil, que era demasiado; empezaron a ahogarse.

Omondi encontró el primer cuerpo, que pertenece a su amigo Francis Azmam – un chico de 13 años conocido como Sudi, o “suerte” – atrapado en las raíces de un árbol que sobresale por el río. “Él tenía múltiples lesiones en la cabeza, el pecho y las costillas, en el estómago y la espalda”, dijo.

Seis niños murieron en total y durante los próximos dos días los cadáveres de cinco niños más lavaría hasta aguas abajo. El más antiguo, identificado por los trabajadores sociales como Zakayo, era 16. El más joven, conocido como “Ndogo” o “Pequeño”, tenía nueve años.

seguir leyendo>>>fuente:https://www.theguardian.com/world/2016/oct/10/exposed-kenyan-polices-brutal-attacks-on-street-children


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s